En asamblea participativa comunidad rural de Ancud valida diseños para implementación de Red de Agua Potable

La iniciativa pretende solucionar el problema de abastecimiento de agua en la localidad de Chiloé que sufre de déficit hídrico, a través de una red de agua potable, monitoreo hidro-climático y un plan de ordenación de la microcuenca donde se origina la fuente de agua

Parte de las actividades relevantes del proyecto “Red Participativa de Agua Potable”, ejecutado por el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), son los espacios de participación con la comunidad local para el intercambio de saberes y conocimientos.

Eso fue lo ocurrido la semana recién pasada en la asamblea de validación del proyecto del fondo de Innovación Social financiado por el Gobierno Regional de Los Lagos y Corfo, que se está ejecutando en el sector rural Catruman en la comuna de Ancud, territorio que en los últimos años depende casi un cien por ciento del camión aljibe para el abastecimiento de agua durante el periodo estival.

En el encuentro los vecinos pudieron informarse sobre el plan de acción y la propuesta de diseños que contemplará la implementación de este innovador proyecto, que contempla la construcción de una red de agua potable, una estación de monitoreo hidrológico y un plan de ordenación, el cual consiste en el manejo integrado de la microcuenca que da origen al estero que abastece de agua a la red. Junto a esto se contempla la implementación de tecnología para la depuración de aguas servidas, a través de un humedal artificial.

Dirigentes de la localidad

“Esta ha sido una reunión ya diferente a las otras, ya vamos llegando a piso firme porque no son días, ni meses, sino que son años de trabajo en los cuales se ha luchado por conseguir el objetivo, es un tremendo logro para la comunidad, como presidente de la junta de vecinos me siento contento de tener este proyecto”, manifestó Pedro Villarroel, presidente de la Junta de Vecinos de Catruman.

Así mismo lo expresó el presidente de la Agrupación Los Pinos de Catruman, Eric Villarroel, “para la comunidad es un avance importante y es bueno que hoy día se dé inicio ya a la segunda etapa del proyecto, para nosotros y para la comunidad es algo muy positivo”.

Cabe señalar que el proyecto contempla la elaboración de planes de ordenación predial al interior de la microcuenca que abastecerá de agua a la red, destinados a mejorar las prácticas productivas de la actividad forestal, agrícola y ganadera que desarrollan los vecinos que habitan la microcuenca. De esta forma, se pretende fomentar la conservación de bosques y la aplicación de prácticas agroecológicas en la ganadería y agricultura, con el fin de asegurar agua de calidad y en cantidad suficiente para los habitantes del sector.

Proyecto replicable

Para Juan Carlos Silva, ejecutivo técnico de Corfo Los Lagos, esta iniciativa puede llegar a ser una idea replicable en otras localidades, “creo que este proyecto y este prototipo pueden ser un ejemplo para el resto de comunidades que tienen el problema del déficit hídrico, tenemos un proyecto que puede ser pionero en dar una solución co-creada con una comunidad rural para solucionar el problema de déficit hídrico”, expresó.

El ejecutivo de Corfo también destacó el trabajo colaborativo que ha incorporado el desarrollo de este proyecto, “se destaca la generosidad de algunos vecinos para comprometerse con la iniciativa, el hecho de que converjan también otras instituciones públicas como la municipalidad, el Gobierno Regional, la Conaf, que también  hoy día estuvo presente acá en la sede social, para poder sacar adelante el proyecto y poder encontrar la mejor solución que entregue agua a esta localidad”, destacó.

En este sentido, y con el objetivo de fomentar el trabajo colaborativo, el proyecto “Red Participativa de Agua Potable” también incluye talleres de capacitación para los vecinos sobre la buena gestión del agua y el manejo adecuado de los ecosistemas, como una forma de empoderar a los habitantes de Catruman para el uso sustentable del territorio.

“La colaboración de los vecinos creo que es muy relevante, que sean ellos los que han estado ahí al lado de la iniciativa de manera permanente, esta es una iniciativa que está buscando una alternativa de solución no tradicional, que es mucho más económica, pero que incorpora la posibilidad de ir desarrollando un espacio más colaborativo para la búsqueda de soluciones”, destacó Leonor Herrera, coordinadora de la Dirección de Desarrollo Económico y Fomento Productivo de la Ilustre Municipalidad de Ancud.

Solución a largo plazo

La funcionaria municipal destacó la importancia de contar con soluciones a largo plazo para el problema de déficit hídrico en la comuna, “esto viene a solucionar un problema, porque hoy día nosotros estamos preocupados de atender la emergencia a través de la entrega de agua en camiones aljibe y eso tiene un alto costo para el municipio y no soluciona el problema de manera definitiva”.

En este sentido Herrera se refirió al apoyo que están brindando como municipio a esta iniciativa, “nosotros como municipio también estamos haciendo una inversión en fortalecer esta red, entonces por supuesto esto viene a complementar una parte que nosotros no estábamos viendo que tiene que ver con el modelo de gestión que se desarrolla con la comunidad”. La profesional concluyó argumentando que “explorar un proceso a través de la gestión de microcuencas, sin duda, que es una oportunidad y un aprendizaje que si logramos hacerlo funcionar nos va a permitir ir solucionando en otras comunidades el mismo problema con menores costos de los que hoy el municipio está asumiendo a través de los camiones aljibe”.

El proyecto, titulado oficialmente como “Red Participativa de Agua Potable en una localidad rural de la Provincia de Chiloé, con énfasis en el manejo de microcuencas e implementación de sistema de manejo de aguas residuales mediante procesos naturales”, se comenzó a ejecutar en diciembre del 2017, luego de un trabajo previo de levantamiento de información y trabajo con la comunidad a cargo de los profesionales del IEB en la localidad rural. Actualmente la iniciativa culminó la primera etapa de planificación y diseño, finalizando con la Asamblea de Validación donde la comunidad dio el visto bueno y avaló el trabajo realizado para el territorio.

“Como equipo estamos satisfechos porque cumplimos con todas las actividades programadas en el proyecto y tenemos la esperanza de que esta primera fase sea aprobada por Corfo, ya que todos los actores involucrados, tanto los beneficiados como los servicios públicos que han participado en la propuesta, están de acuerdo y también comprometidos con que consigamos esta segunda fase de la iniciativa”, manifestó Rolando Rojas, director del proyecto.

El profesional destacó la metodología de trabajo para esta iniciativa, la cual se centra en el co-diseño, esto significa que la comunidad ha participado de todo el proceso de desarrollo del proyecto en una interacción directa con el equipo de profesionales, “ellos saben dónde se va instalar esta red, cuales son los manejos que estamos haciendo y han participado activamente en el diseño de este proyecto, eso es destacable y esperamos que con este trabajo consigamos un prototipo fiel a lo que hemos planteado como co-diseño y que este pueda ser replicado en otra comunidad ya sea de Chiloé o de otra parte del país”, concluyó Rojas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: